“Ser friend de Ternua es compartir una filosofía, una afición y un estilo propio”

“Ser friend de Ternua es compartir una filosofía, una afición y un estilo propio”

Fernando Fernández-Vivancos (Granada, 1971), es todo un experto alpinista que ha ascendido las montañas más altas del mundo. Acaba de convertirse en nuevo friend Ternua y nosotros hemos querido acercarnos a su figura, a sus motivaciones, a sus experiencias. Además de gerente de la tienda Deportes Sherpa, en Granada y vocal del Comité de Alpinismo de la Federación Andaluza de Montañismo, Fernando es un gran himalayista.

¿Cómo definirías tu relación con el Himalaya?
Pienso que es una relación equilibrada, sin obsesiones. Siempre con ganas de volver y conocer más lugares, culturas, paisajes y convivir con su gente. Reconozco que engancha, por lo que me lo tomo con calma pero sin pausa.

fernandez_vivancos_3 (1)

Fernández Vivancos, friend Ternua

¿El mejor recuerdo?
La llegada a la cumbre principal del Shisa Pangma después de una travesía complicada; una mañana de escalada en una cueva de hielo (ya inexistente) en el mes de julio, en la Mer de Glace; escalando en roca una pared cerca de la costa de Granada, con mi mujer; una mañana espectacular en el open Altitoy con nieve recién caída, disfrutando del Pirineo Francés con los esquís de travesía y buen tiempo… ¡Tengo tantos y tan buenos momentos en la montaña que no terminaría la entrevista!

Seguro que también ha habido momentos duros…
He vivido momentos muy complicados que no me gustaría que se repitieran pero pienso que no hay que olvidarlos. Son parte de mi vida y los considero como un aprendizaje continuo. Son momentos de reflexión, de sentirte vivo y de valorar todo lo que te rodea, así como apreciar las pequeñas cosas del día a día.

¿Alguna anécdota divertida?
Espolón Frendo en los Alpes franceses con mi mujer: después de 800 metros de vía y un vivac en la ruta, sin que nosotros llamáramos a nadie, apareció un helicóptero que nos sacó de la pared ya que las condiciones no eran buenas, al evacuarnos colgados del cabestrante, yo no recordaba si tenia bien el arnés ya que tuve que quitármelo por un asunto de fuerza mayor. Al verme en el aire me aferré al rescatador como si fuera mi madre, en ese momento, nos miramos y… ¡solo faltó música celestial!

Tu propia meta es…
Mis metas u objetivos van cambiando y evolucionando. Necesito plantearme retos, sueños que hacen que me motive y que me ilusione. Siempre enmarcado en una pasión, la montaña.

¿Cómo llega esa motivación?
Supongo que de la necesidad de sentirme activo, de superarme y conocerme más. Aunque después de pasar buenos y malos ratos lo que busco es divertirme y disfrutar estas experiencias con gente que aprecio y quiero.

Y, ¿cuáles son esas pequeñas cosas que te hacen disfrutar? ¿Sin las qué no podrías vivir?
La horchata, es un brebaje que me tiene enganchado.

Y si tuvieses que elegir un lugar, te quedarías con…
El Himalaya y el Karakorum son impresionantes; Alaska es de los paisajes que más me han impactado; pero siempre me quedo con las ganas de volver a mi tierra, si tengo que elegir un sitio, este es GRANADA.

Para finalizar, y tras vivir tantas y tantas experiencias, ¿qué es lo que te hace sentir más orgulloso?
El contacto con las personas que tienen mis mismas pasiones, de tener una tienda de montaña especializada en donde poder asesorar, transmitir y, a su vez, que me transmitan sus propias experiencias e ilusiones.

Dejar un comentario

captcha
Datos obligatorios (*)

SUBIR