“Me enganché de la libertad que me aporta la montaña”

“Me enganché de la libertad que me aporta la montaña”

En muchas ocasiones, querer es poder y Susana Ruiz es una clara personificación de esta frase. Esta navarra de 31 años, que convive con la diabetes tipo 1 desde los 11, se propuso llegar hasta el campo base del Everest, y no sólo lo hizo, sino que alcanzó la cima del Kala Patthar (5.545 m). En Ternua, queremos conocer todo sobre este viaje y por supuesto, los proyectos futuros que Susana ya tiene en mente.

¿Qué fue lo que te empujó a realizar este reto?
Cumplir un sueño, dar noticias positivas y demostrar que los diabéticos/as con un buen control metabólico y las herramientas necesarias somos capaces de todo.

Y esa pasión por la montaña ¿de dónde viene?
Desde que fui a Ordesa, me enganché de la libertad que me aporta la montaña, me siento libre y disfruto con las vistas que nos da la naturaleza.

¿En algún momento pensaste que quizá no llegarías a alcanzar tu sueño? ¿Dudaste?
Tuve miedo de no alcanzar el sueño, pero más que por mí, por desilusionar a todas las personas que me habían apoyado.

¿Cuál fue tu momento más duro durante el trekking?
El paso en el Chola Pass, fue duro porque las condiciones eran muy duras, de frío, hielo, pasar este collado fue lo más duro. En general, el frío y la altura fue lo más duro.

Y el que no olvidarás jamás.
Cuando llegue a la cima lloré muchísimo, estaba muy contenta porque sabía que había conseguido un sueño e iba a dar noticias positivas sobre la diabetes. Además el resto de compañeros que no tenían diabetes también se emocionaron. Fue algo increíble.

La superación personal ha marcado tu aventura.
Perseguir mis sueños es lo que me mueve, dar un paso más, demostrar que los diabéticos somos capaces de hacer de todo. Esto junto al amor por la montaña y la inquietud de conocer sitios nuevos, es lo que me empuja en mis retos.

Cuando crees que no puedes más, ¿de dónde sacas la fuerza para seguir adelante?
Mi marido me apoya mucho y de la fuerza mental.

¿Qué sentiste al llegar a la cima?
Alegría porque iba a dar noticias positivas sobre la diabetes, un subidón que todavía hoy me dura.

¿Aún te quedan fuerzas para continuar con más retos?
Desde A.Menarini, Novalab y Faes Farma (Gluc up 15) han organizado un concurso para elegir mi próximo reto que será un trekking por Groenlandia en el mes de agosto. En este entorno va a jugar un papel muy importante la climatología, el entorno natural y las actividades deportivas como trekking, kayak en la “Bahía de los icebergs” y excursiones por glaciares con crampones.

Y ¿después?
Mi mayor sueño es subir al Everest, a largo plazo. Se trata de un reto muy exigente y antes de aventurarme a ello me queda mucho esfuerzo por recorrer, preparación, técnica… Es importante ser conscientes de las capacidades y avanzar poco a poco pero con paso firme. Eso ya es otro nivel, pero estoy dispuesta a luchar por ello. No se trata sólo de la satisfacción de ascender al pico más alto, para mí lo más importante es aprender del camino y todo lo que la montaña es capaz de enseñar.

Dejar un comentario

captcha
Datos obligatorios (*)

SUBIR